Fracking en Colombia

Redacción Revista Petróleo y Gas mayo 18, 2017 0

El presidente de uno de los gremios más representativos de la industria petrolera se decidió a liderar lo que parece una quijotada: defender la posibilidad de que el país explote masivamente hidrocarburos utilizando tecnologías no convencionales; esto es, fracking.

Julio César Vera, presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros Petroleros (Acipet), aseguró durante un evento que tuvo lugar hoy que el debate sobre el fracking ha estado dominado por la desinformación y la ausencia de argumentos técnicos y lleno de intereses políticos.

“La nuestra no es una industria vergonzante. Hemos estado haciendo bien las cosas y las vamos a seguir haciendo bien”, explicó Vera al señalar que los ingenieros de petróleos criollos y las empresas que operan en el país ya tienen todo el nivel para explotar recursos vía fracking y garantizar la inocuidad ambiental y social de esa operación.

Según estima el dirigente gremial, el país no se puede dar el lujo de decirle no a la explotación de unos recursos que llevarían a multiplicar las reservas de hidrocarburos nacionales, aumentar el nivel de regalías y fortalecer la situación fiscal por la vía de mayor recaudo de impuesto de renta. Según las cuentas del gremio, si se explotan esos yacimientos, Colombia podría encontrar entre 5.000 millones y 8.000 millones de barriles en nuevas reservas. Esta cifra significaría extender la autosuficiencia para un período de entre 25 y 40 años.

Para él, justamente una de las principales amenazas que el país tiene hoy es la reducción de sus reservas de petróleo. El año pasado, el panorama se siguió complicando, pues por cuarto año consecutivo, Colombia redujo su autosuficiencia. Esto fue así, porque se estima que el país habría reducido sus reservas desde los 1.700 millones que tenía a finales de 2015 a cerca de 1.600 millones de barriles a diciembre pasado, lo que alcanza para el consumo de unos 5 ó máximo 6 años.

Al insistir en la falta de argumento técnicos sobre el tema del fracking, aseguró que ya muchos opositores de esta técnología han empezado a denunciar afectaciones al agua en algunas regiones del país como Cesar. Según Vera, esa afirmación es falsa, pues hasta el momento en Colombia no se desarrolla ningún proceso de exploración con fracking. Ello pone en evidencia que son otros los intereses que mueven a algunos detractores.

Antecedentes: Freno al fracking

Para él, las preocupaciones de las comunidades son legítimas, pero es necesario discutir el tema abiertamente, con información y evidencia empírica, no simplemente azuzando los miedos de los habitantes de las zonas donde se encuentran estos recursos.

El fracking fue desarrollado con el objetivo de extraer hidrocarburos que han quedado atrapados en formaciones rocosas con bajas porosidades y permeabilidades, que hacen prácticamente imposible sacar el recursos por las vías convencionales. El procedimiento implica romper o fracturar la roca con el objetivo de liberar controladamente los hidrocarburos para llevarlos a la superficie.

Entre algunos sectores ambientalistas, el fracking implica altos impactos a la naturaleza, riesgos sobre las fuentes hídricas, gasto elevado de agua, y aumento de la sismicidad.

Vera aseguró que muchos de esos aspectos no son verdaderos y no están asociados a la explotación vía fracturación de roca. Según él, no hay ninguna evidencia científica que demuestre la contaminación de acuíferos ni movimientos telúricos originados por esta práctica.

“Nosotros estamos dispuestos a dar la discusión y si se evidencia que estamos en un error, lo aceptaremos. Pero no podemos seguir dando el debate con mentiras y falsedades”, explicó.

Finalizó señalando que las tecnologías de francking han evolucionado mucho y se han hecho más eficientes, por lo que hoy ya es posible pensar que esos proyectos son rentables con un precio del barril de crudo cercano a los US$30.

Fuente: Dinero

Comments are closed.