Ingeniería de petróleos, en su mejor momento

Redacción Revista Petróleo y Gas noviembre 1, 2012 Comentarios desactivados en Ingeniería de petróleos, en su mejor momento

En la década de los noventa, un 67% de los egresados no estaba vinculado al sector o era desempleado. Hoy son los que más ganan en Colombia.

Todo comenzó en cámara lenta para la industria petrolera en Colombia. En 1917 se descubrió el primer yacimiento, 58 años después que en Estados Unidos (1859) y 54 años más tarde que en América Latina (1863 en Perú).

La velocidad de la historia no aumentó y, por el contrario, se mantuvo al mismo ritmo. En 1941 se abrió en el país el primer programa de Ingeniería de Petróleos (Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Colombia), setenta años después de que se creara la Sociedad Internacional de Ingenieros de Petróleos (SPE por su nombre en inglés) en Pensilvania (Estados Unidos).

Sin embargo, luego de muchos años aciagos para el sector, en 1983 se oprimió el botón de velocidad con el descubrimiento de Caño Limón, y en 1991 se puso al máximo con el hallazgo de Cusiana Cupiagua. Desde ese momento, el país enfocó su lente al crudo.

El zoom aumentó su tamaño a tal punto que desplazó al café del primer lugar de la oferta exportadora nacional. Hoy, según datos oficiales del DANE, las ventas externas de petróleo generan el 40,4% de los ingresos totales del país, siendo el primer rubro, con amplia distancia frente al resto.

Los noventa, drama laboral

Pese a los nuevos hallazgos y al comienzo de una bonanza, la década de los noventa del siglo anterior no fue benévola para los profesionales de esta disciplina. Su ingreso al mercado laboral estuvo marcado por obstáculos, así lo reveló un estudio publicado en 1997 por el Icfes, la Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos (Acipet) y el Consejo Profesional de Ingeniería de Petróleos (CPIP).

Entre los principales hallazgos, el documento destacó que la vinculación al trabajo de los ingenieros de petróleos estaba en contravía con el aumento de los hallazgos de pozos en el país. Según cifras, de 2.757 egresados, un 40% no tenía un empleo estable.

Además se estableció que un 67% de los graduados estaba desempleado o se desempeñaba en una actividad diferente a la estudiada y que las empresas, por mejorar sus números financieros, cambiaron la modalidad de contratación (de directa a temporal), situación que derivó en inestabilidad laboral para estos ingenieros.

Los mejor remunerados

Quince años después, el panorama cambió. El crecimiento del sector ha ido acompañado de un mejoramiento en las condiciones salariales de las personas que lo integran.

El estudio más reciente del Observatorio Laboral del Ministerio de Educación Nacional (MEN), publicado en el 2011, mostró que los ingenieros de petróleos son los egresados mejor remunerados del país, en un mercado que presenta una tasa de ocupación del 81,6% para estos profesionales

De acuerdo con el informe del MEN, los titulados en el 2009, pero vinculados laboralmente en el 2010, recibieron en promedio 3.139.846 pesos, siendo la única disciplina que se ubica en este rango salarial.

Más abajo en el listado, entre dos y el millón de pesos, se encuentran: Geología (2.854.947), Ingeniería de Minas (2.426.299 pesos), Medicina (2.262.806 pesos) e Ingeniería Metalúrgica (2.161.912).

Los ingenieros de petróleos ganan un 54,11% más que los otros profesionales del país, cuyo salario alcanza un promedio de 1.441.180 pesos. Asimismo, su ingreso es superior en un 33,15% respecto del promedio del sueldo de los egresados de las otras ingenierías, que alcanza 2.098.727 pesos.

En el mapa

A diferencia de la década de los noventa del siglo anterior, cuando los expertos recomendaron la disminución del número de egresados, el Observatorio Laboral mostró que las ingenierías cedieron el primer lugar de preferencia de los estudiantes a disciplinas como Administración, Contaduría y Economía, con un 19,3% en comparación con el 30,5%. Por sexo, los hombres prefieren las ingenierías, mientras las mujeres se inclinan por las administrativas.

Esta explicación trasladada directamente a la Ingeniería de Petróleos se da por la baja oferta de esta disciplina respecto de otras. En Colombia, solo cuatro universidades tienen este programa, de las cuales tres son públicas: Nacional de Colombia en Medellín; Surcolombiana de Neiva e Industrial de Santander, y una privada, América en Bogotá.

De acuerdo con el MEN, entre el 2001 y 2010 se graduaron 2.488 ingenieros de petróleos, así: 200 en el 2001, 155 en el 2002, 193 en el 2003, 255 en el 2004, 223 en el 2005, 156 en el 2006, 321 en el 2007, 351 en el 2008, 295 en el 2009 y 339 en el 2010.

En esta década, esta disciplina fue responsable del 49,04% del total de egresados en el segmento de la ingeniería de Minas, Metalúrgica y Afines, con lo que supera ampliamente los dos programas que le siguen: Ingeniería de Minas (717 graduados) e Ingeniería Metalúrgica (446).

En comparación con otras ingenierías, Petróleos presenta un nivel bajo de titulación: Industrial (40.661), Sistemas (40.017 egresados) y Civil (23.686).

En la educación de posgrado, la Maestría en Hidrocarburos graduó 29 estudiantes en este periodo, así: doce en el 2003, cuatro en el 2004, tres en el 2008, cuatro en el 2009, y seis en el 2010. En los otros años no registró titulados.

En sintonía con la producción de crudo del país, que diariamente alcanza el millón de barriles, la formación ofrece a sus recién egresados un panorama con los mejores ingresos del país, en contraste con los precarios salarios de los demás.

Perfil profesional

Sin entrar en las especificaciones de cada programa, en términos generales un ingeniero de petróleos tiene la capacidad de desenvolverse con total idoneidad en todo el sector.

De acuerdo con la Academia de Ingeniería de México, un profesional de esta disciplina “posee los conocimientos que le permiten llevar a cabo, con excelencia técnica, la programación, la ejecución y la dirección de los procesos de explotación de hidrocarburos, de agua y de energía geotérmica”.

La misma institución señala que los ingenieros de petróleos tienen que responder a la sociedad por su saber, así: “Redituar beneficios económicos al país y prever los posibles daños al medio ambiente”.

Comments are closed.