México y su reforma energética

Redacción Revista Petróleo y Gas febrero 10, 2017 Comentarios desactivados en México y su reforma energética

50 meses después de su entrada en vigencia y 14 meses de la presentación de la primera ronda para oferentes privados que finalizó con más de 80 años de monopolio estatal en la explotación de hidrocarburos las críticas arrecian y los académicos afirman que este país ya no es autosuficiente.

Han transcurrido cuatro años y dos meses desde que Enrique Peña Nieto no solo se convirtió en el anfitrión de la Residencia Oficial Los Pinos al recibir la banda tricolor y erigirse en el presidente número 66 de la historia de los Estados Unidos Mexicanos, también ha sido el mismo tiempo desde que anunció reformar la industria petrolera y energética de este país norteamericano.

“La naturaleza nos ha regalado variados recursos”, sentenció Enrique Peña Nieto el primero de diciembre del 2012, su primer día como mandatario. “Hoy debemos explotarlos, pero en forma sustentable y audaz”, remarcó en su mensaje de asunción a los más de 120 millones de aztecas, de los que 46,2 por ciento son calificados de pobres por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Hoy, luego de 37 meses de haber entrado en vigencia la Reforma Energética que tranformó los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución nacional, rompió el monopolio estatal y permitió la inversión extranjera en la actividad exploratoria y productora, los académicos afirman que México ha dejado de ser autosuficiente por el deterioro en su capacidad extractora.

Las cifras confirman lo asegurado desde las aulas de clase. Las importaciones mexicanas de hidrocarburos han registrado un alza inédita. Por ejemplo, en el caso del gas natural la firma S&P Global Platts asegura que, como nunca antes, Estados Unidos incrementó su posición como proveedor.

En medio de la reciente posesión del presidente Donald Trump y con la expectativa latente por los anuncios de la construcción de un muro en la frontera y la derogación del NAFTA (Tratado de Libre Comercio de América del Norte), las importaciones siguen en crecimiento.

De acuerdo con la Administración de Información Energética de Estados Unidos (IEA por sus siglas en inglés), las compras externas de crudo por parte de México a su vecino del norte alcanzaron el nivel más alto desde septiembre de 2012 y llegaron a un volumen de 1.868 millones de barriles. En gasolina, el panorama no es contrario. Según el Sistema de Información Energética (SIE), las importaciones pasaron del 40 por ciento en 2009 a 51 por ciento en 2016.

La producción de crudo registra caída. Entre enero y diciembre de 2016 se presentó la menor extracción desde 1990, lo confirmó Petróleos Méxicanos (Pemex). Según informó la estatal, en los primeros once meses del año anterior esta alcanzó un volumen de 2.168.000 de barriles. Entre las razones arguidas se planteó la disminución de USD 5.000 millones que el Gobierno Nacional hizo al presupuesto de la compañía.

Esta contracción se ha visto reflejada en las finanzas públicas, puesto que la renta petrolera de la nación han sido la más baja de la década. En 2016 ascendió a 218.516,5 millones de pesos mexicanos, mientras que en 2012 este monto se ubicó en 923.285,1 millones de pesos.

Para completar el círculo vicioso de la actividad energética azteca, Petróleos Mexicanos (Pemex), buque bandera de la industria, continúa registrando contracción en sus resultados financieros y, aunque con menor intensidad respecto del año pasado, en 2016 no han parado. En el tercer trimestre, las ventas presentaron una caída del 12,4 por ciento respecto del mismo periodo de 2015, llegando a 275.000 millones de pesos.

Otro hecho que ha generado críticas y disturbios es el precio de la gasolina. Días atrás se reveló que México registró la mayor inflación en un noviembre en casi dos décadas y el precio de los combustibles fue el mayor responsable. En el presente año, este hecho ha causado líos en el orden público. (Ver recuadro)

En medio de este entorno enrarecido, del Legislativo surgen voces que buscan tumbar la Reforma. Opositores de Peña Nieto como Andrés López Obrador, quien perdió las elecciones de 2012, se ha convertido en el favorito de las encuestas para asumir la máxima magistratura en 2018 y ya trabaja en ese propósito.

“El petróleo no es de Peña Nieto ni de Carlos Salinas. El petróleo es del pueblo de México y cuando triunfe nuestro movimiento vamos a revertir todas las llamadas reformas estructurales”, aseguró López Obrador.

Y aunque el panorama de la industria no pasa por un buen momento y la popularidad de su mandato cayó en noviembre al menor nivel histórico desde que se hace dicha medición, Peña Nieto continúa respaldando su Reforma Energética en consonancia con su primer mensaje como presidente, cuando afirmó que el Estado mexicano contratará particulares “cuando así convenga al interés nacional”.

Gasolinazo

Con mayor intensidad que en otros países, en México las protestas y los disturbios como consecuenia del incremento superior al 20 por ciento del precio de los combustibles les dieron bienvenida al 2017.

Estos hechos alcanzaron niveles de violencia que se tradujeron en casi una decena de muertos y más de un millar de personas detenidas en todo el territorio mexicano sin contar otros daños, anunciaron las autoridades.

Según informó la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, en los primeros seis días de protestas se produjeron 1.050 saqueos, de los cuales 800 afectaron a pequeños y medianos empresarios y un poco más de 250 a tiendas de departamentos.

Estos hechos han causado daños a la economía. Otras fuentes sectoriales aseguraron que la para obligatoria de la actividad comercial generó pérdidas por más de 50 millones de pesos mexicanos, cerca de USD 2,5 millones, como consecuencia de las ventas no realizadas.

Un muro que une

La firma de un decreto de Trump que da vía libre a la construcción de un muro en la frontera con México, cumpliendo su promesa de campaña ha acabado la división entre los mexicanos.

Gente de todos los niveles, políticos e intelectuales, gente de la cultura y mexicanos del común han repudiado la decisión y han pedido al presidente Enrique Peña Nieto que enfrente el asunto con mayor carácter y en defensa de la dignidad del país.

–           “Presidente Trump: su muro nos agrede y deja la Estatua de la libertad como leyenda”: Andrés Manuel López Obrador, dirigente del izquierdista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y el más opcionado a la presidencia en 2018.

–           “Peña Nieto debe cancelar su visita a Estados Unidos y buscar una posición digna para México”: Cuauhtémoc Cárdenas, fundador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y tres veces candidato presidencial.

–           “Mexico is not going to pay for that fucking wall (México no pagará por el jodido muro)”: expresidente Vicente Fox.

–           “Es una ofensa para México… se debe reconsiderar la visita”: Margarita Zavala, aspirante a presidencia, un cargo que su esposo, Felipe Calderón, tuvo de 2006 a 2012.

–           “Trump dejó claro que la conversación con México será con sus condiciones y sobre su agenda”: Roberto Gil, expresidente del Senado.

–           “Es un golpe en la cara”: Jorge Castañeda, exsecretario de Exteriores el Gobierno de Fox.

–           “México no negoció en 1846 la venta forzada de territorios a USA. México se negó a venderlos. Y nos defendimos. Así hay que actuar”: Enrique Krauze, historiador.

 

 

Comments are closed.