Promigás crece en Perú

Redacción Revista Petróleo y Gas noviembre 29, 2017 0

Tras la puesta en operación de la estación de regasificación en Trujillo, en el norte del Perú, Antonio Celia, presidente de la compañía, reclamó la concesión de Piura, en donde espera una inversión cercana a los US$230 millones.

Promigás todavía tiene esperanzas de que el gobierno peruano de Pedro Pablo Kuczynski le otorgue la concesión de distribución de gas natural en la región de Piura, a través de su subsidiaria Gases del Norte del Perú. Para alcanzar ese objetivo tiene una carta de presentación: la puesta en marcha de la estación de regasificación en Trujillo, en el norte del país, en el tiempo previsto y sin ningún retraso.

En noviembre del año pasado, el Ministerio de Energía y Minas peruano declaró como procedente la petición en Piura, presentada por Gases del Norte del Perú. “Somos expertos en llevar la comodidad y economía del gas natural a los hogares más humildes y a los sitios más remotos”, dijo Antonio Celia, presidente de Promigás, momentos antes de que hiciera su arribo a la estación regasificadora el presidente Kuczynski durante una visita adelantada la semana pasada.

La petición del empresario colombiano fue escuchada por la ministra de Energía y Minas del Perú, Cayetana Aljovín. Celia recordó que Promigás es la compañía latinoamericana “más grande, más antigua y más conocedora del gas domiciliario en el continente”. Cuenta con 3,5 millones de clientes en Colombia y más de 500.000 que, junto con la Empresa de Energía de Bogotá, atiende en Lima y El Callao, en Perú.

De acuerdo con las autoridades energéticas peruanas, la concesión que interesa a Promigás “pondría fin a un proceso de más de tres años, desde que la empresa hizo conocer su interés por el proyecto al MEM (Ministerio de Energía y Minas), que instalaría unas 64.000 conexiones en la región de Piura”.

Celia consideró que el gobierno peruano se ha tomado más tiempo del esperado por los inversionistas colombianos. “Esperamos que lo de Piura se resuelva pronto. El presidente Kuczynski y la ministra Aljovín tienen mucho interés en el tema y quienes se han opuesto son productores que no tienen la experiencia que tenemos nosotros”. Las inversiones que espera realizar Promigás en Piura pueden ser de US$230 millones.

Respeto empresarial

“Somos inversionistas de largo aliento y mirada amplia”, dijo Celia. “Ejercemos el capitalismo decente y sostenible. Lo nuestro son los réditos con respeto, confianza y el eje de nuestras decisiones empresariales es siempre el ser humano”, destacó el empresario colombiano. “Esperamos que, como hasta ahora, tengamos el apoyo de las autoridades, una buena regulación y la preferencia de los usuarios”, recalcó Celia.

Las autoridades peruanas destacan que entre las ventajas del proyecto de Piura se cuentan no sólo “el ahorro que se generaría para el usuario, sino también el cuidado del medioambiente y la comodidad de no tener que comprar el balón (cilindro) GLP, pues el gas llegará a las casas a través de una red de tuberías subterráneas”. Y Celia concluye que “el creciente éxito de las multilatinas como nosotros es justamente entender el entorno, la diversidad, y respetar la esencia de la cultura y la historia de las naciones”.

En Trujillo, la inversión realizada por Promigás supera los US$250 millones. En Perú, a través de Cálidda, donde la empresa colombiana tiene el 40 %, hay 500.000 usuarios conectados al servicio de gas natural que se reparten con la Empresa de Energía de Bogotá.

En 2016, Cálidda llegó a una cifra cercana a los 93.000 clientes, generando un incremento de 27 % frente a un año atrás, según consta en un informe de las autoridades energéticas peruanas. “Nuestro compromiso con el Estado peruano es llegar a 150.000 viviendas en un período de cinco años. Para este primer año de operación esperamos tener 40.000 usuarios”, señaló el gerente de la empresa Quavii (Gases del Pacífico), Alberto Polifroni.

Este proyecto tiene por objetivo brindar el servicio de distribución de gas natural por red de ductos en las ciudades de Chimbote, Chiclayo, Trujillo, Huaraz, Cajamarca, Lambayeque y Pacasmayo. La concesión es por 21 años.

El presidente de Promigás no sólo pide la concesión de Piura en el Perú, sino claridad en la regulación tarifaria en Colombia. En Perú este tema es “ágil y oportuno”, y remarca que eso “no ha pasado en Colombia”.

En la región de Trujillo, en el norte del Perú, hay mucha presencia empresarial colombiana en los sectores lácteos, agroindustria y energéticos. Antonio Celia considera que con la Alianza del Pacífico la presencia de los inversionistas se va a potenciar mucho más.

Fuente: El Espectador

Comments are closed.