Temen suspensión de contratos por parálisis de campos petroleros

Redacción Revista Petróleo y Gas marzo 17, 2017 Comentarios desactivados en Temen suspensión de contratos por parálisis de campos petroleros

Cerca de 900 trabajadores de la industria del petróleo podrían verse afectados ante una inminente suspensión de sus contratos laborales en medio de la declaratoria de fuerza mayor que pudiera realizar la Occidental de Colombia (OXY) al no haber producción de crudo en los campos Caño Limón – Coveñas y Caricare en el departamento de Arauca, como consecuencia de la escalada de ataques que ha sufrido el oleoducto Caño Limón que desde el 15 de febrero está fuera de operación.

La seguidilla de atentados los primeros meses del año contra el sistema de transporte del crudo en diferentes puntos del trazado se ha registrado en sectores de Arauca, Boyacá y Norte de Santander.

Pablo Rojas Palma, presidente de la Unión Sindical Obrera – Regional Arauca, señaló que la preocupación de que se puedan suspender los contratos les asiste a los empleados en esa región.

“Estamos preocupados por los posibles efectos que pueda tener en los contratos lo que está sucediendo en este momento con el campo petrolero de Caño Limón, el cual está sin poder bombear crudo por el oleoducto. Esta situación llevará a que las empresas contratistas y la operadora OXY, decidan suspender los contratos de trabajadores afiliados, y eso realmente nos preocupa porque impacta negativamente en la economía del municipio y el departamento”, señaló el dirigente sindical.

Rojas Palma explicó que en la actualidad los campos están copados al máximo en su capacidad de almacenamiento, ningún pozo petrolero está en producción y un solo generador está prendido para alimentar el consumo interno de energía. Entre tanto, los trabajadores de la Occidental de Colombia y algunas empresas contratistas cumplen con sus trabajos misionales con rutinas y mantenimientos que están programando las empresas.

Por el momento, se vienen adelantando trabajos de reparación del oleoducto Caño Limón- Coveñas, que es operado por Ecopetrol. Después del último atentado se han evidenciado nuevas afectaciones en el trazado cuyos arreglos requieren de un amplio dispositivo de acompañamiento de la fuerza pública.

La Unión Sindical Obrera en Arauca aboga para que la petrolera Occidental de Colombia no llegue a declarar la fuerza mayor. “Son cuestiones que Occidental analizaría y al respecto a los derechos de los trabajadores tomará la mejor decisión”, dijo Rojas Palma.

Fuente: El Tiempo

Comments are closed.